Elementos de poder y velas mágicas para manifestar tus deseos

    Ramillete para sahumar “Bruja Natural”, de 20 cms o 10 cm aprox según sea grande o mini, hecho íntegramente a base de Lavanda, con pétalos de rosa, romero y eucalipto.

    La hierbas y flores son de mi jardín, de producción agroecológica y respetuosa.


    El proceso de sahumado se realiza con la casa limpia, ordenada, con una vela encendida en tu altar, un cristal en la mano e intencionando a consciencia.

    El ramillete se prende de la punta y se va recorriendo la casa, con un platito debajo para que caiga la ceniza, desde la parte más alejada de la puerta de entrada en el sentido inverso de las agujas del reloj, pasando el humito por rincones, marcos de ventanas y puertas, ropa, muebles, cristales, plantas, etc. 

    Una vez terminado el proceso se apaga y se guarda para la próxima vez.

    El humo se deja un rato actuando y se abren las ventanas para permitir a las energías circular, ponemos la ropa que usamos de lavar y nos damos un buen baño de descarga.

    La frecuencia para hacerlo es la que sientas, yo lo hago semanalmente o después de recibir visitas. Lo más importante es la intención en el proceso y conectar con el poder de las hierbas.


    “Ya está hecha tu magia, la naturaleza siempre generosa, nos protege a todo nivel, vas a ver cómo te sentís después. Y cómo cambia la energía, tuya y de tu entorno”.

    Ramillete - Sahumo Bruja Natural

    $1.449,00

    10% de descuento pagando por transferencia bancaria

    Ver formas de pago

    Calculá el costo de envío

    Ramillete para sahumar “Bruja Natural”, de 20 cms o 10 cm aprox según sea grande o mini, hecho íntegramente a base de Lavanda, con pétalos de rosa, romero y eucalipto.

    La hierbas y flores son de mi jardín, de producción agroecológica y respetuosa.


    El proceso de sahumado se realiza con la casa limpia, ordenada, con una vela encendida en tu altar, un cristal en la mano e intencionando a consciencia.

    El ramillete se prende de la punta y se va recorriendo la casa, con un platito debajo para que caiga la ceniza, desde la parte más alejada de la puerta de entrada en el sentido inverso de las agujas del reloj, pasando el humito por rincones, marcos de ventanas y puertas, ropa, muebles, cristales, plantas, etc. 

    Una vez terminado el proceso se apaga y se guarda para la próxima vez.

    El humo se deja un rato actuando y se abren las ventanas para permitir a las energías circular, ponemos la ropa que usamos de lavar y nos damos un buen baño de descarga.

    La frecuencia para hacerlo es la que sientas, yo lo hago semanalmente o después de recibir visitas. Lo más importante es la intención en el proceso y conectar con el poder de las hierbas.


    “Ya está hecha tu magia, la naturaleza siempre generosa, nos protege a todo nivel, vas a ver cómo te sentís después. Y cómo cambia la energía, tuya y de tu entorno”.

    Mi carrito